Cientos de personas salieron a las calles de Barcelona este jueves, en la tercera noche consecutiva de protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél.Las manifestaciones de los últimos días derivaron en tensos enfrentamientos con la Policía, tanto en Barcelona como en otros puntos de Cataluña, que dejaron en esta región un saldo de 29 detenidos y el incidente de una joven manifestante que perdió un ojo tras ser alcanzada por una pelota de goma disparada por los agentes. Cerca de las 19:00 horas (local), cientos de personas se concentraron en la céntrica plaza de Tetúan en solidaridad con Hasél, en donde una banda de músicos y raperos interpretaron varias canciones exigiendo su liberación.Los inconformes entonaron al unísono el grito: «Libertad, Pablo Hasél» y «Cataluña, antifascista». «Es mucho más que Pablo Hasél, es la chica a la que le quitaron un ojo», explicó uno de los manifestantes que tomó el micrófono y que protestó en contra de los abusos policiales. «Ser policía, vergüenza me daría», replicaron los manifestantes. Los convocados también criticaron la cobertura de los medios españoles sobre el caso Hasél. «Prensa española, manipuladora», expresaron. A las 20:00 horas (local), la manifestación se encaminó hacia el Departamento del Interior de la Generalitat de Cataluña, que estaba blindada por vallas instaladas por la Policía. En el sitio, los asistentes a la marcha repitieron los mensajes en favor de la liberación del rapero.Algunos manifestantes se acercaron a las vallas instaladas por la Policía, pero agentes antimotines caminaron hacia los inconformes para impedir el avance del contingente. Además, los uniformados lanzaron bombas para repeler y disolver la concentración, lo que provocó que cientos de personas se alejasen de los alrededores del Departamento del Interior.BarricadaUna decena de personas instaló una barricada con contenedores de basura en medio de la calle Aragó. En respuesta, una decena de vehículos de la Policía arribó inmediatamente al sitio. Algunos manifestantes lanzaron objetos hacia la zona en donde se concentraron los uniformados.Minutos después, los inconformes prendieron los objetos instalados en la barricada, provocando un gran incendio en medio de la calle.Un automóvil que se encontraba estacionado a unos cuantos metros del fuego fue empujado por periodistas que cubrían la protesta, para evitar una explosión. Minutos antes de las 21:00 horas, elementos del Cuerpo de Bomberos arribaron al sitio para intentar controlar el incendio de la barricada. En menos de quince minutos, los bomberos lograron controlar el incendio. A las 21:55 horas (local), los Mossos d’Esquadra reportaron la detención de seis personas por presuntamente participar en desorden público, actos vandálicos y por lanzar objetos a los uniformados. Movilización en Madrid Por otra parte, la plataforma Movimiento Antirrepresivo de Madrid, responsable de la convocatoria de las protestas de este miércoles en la capital de España, anunció también en su cuenta de Twitter otra serie de movilizaciones, motivadas en parte por las detenciones ya efectuadas, que en Madrid fueron 19 y que según este colectivo «no quedarán sin respuesta».🔴 Última ActualizaciónHoy hay convocatorias en 8 ciudades, todos a la calle hasta conquistar la libertad de Pablo Hasél y la de todos.Próximamente nuevas convocatorias y actualizaciones del cartel.¡Sin descanso, amnistía total! pic.twitter.com/5DMk8fiHu0— Movimiento Antirrepresivo De Madrid (@AntirrepreMad) February 18, 2021″Por Pablo, por los detenidos, en contra de la represión y el abuso policial, seguiremos en las calles», aseguran los convocantes, quienes llamaron a ejercer nuevas acciones de protesta este jueves en varias localidades españolas como Lleida, Valencia, Salamanca, Bilbao y Barakaldo.Brutalidad policial en ValenciaEn Valencia, cientos de personas se concentraron en la plaza San Agustín, para expresar su solidaridad con Hasél y para protestar por las recientes cargas policiales en varias localidades españolas.No obstante, los agentes cargaron contra los manifestantes. En videos difundidos en redes sociales, se observa a los uniformados golpear con sus porras y escudos a personas que acudieron a la concentración por Hasél. Un joven que protestaba pacíficamente fue brutalmente golpeado por dos agentes. El manifestante fue agredido con la porra de los uniformados, incluso cuando se encontraba en el suelo, estaba indefenso y no oponía ninguna resistencia. La asociación Irídia – Centro para la Defensa de Derechos Humanos informó que había varias personas heridas tras la carga policial en Valencia, una de ellas con lesiones en la cabeza tras recibir un golpe directo con una porra.Para los días siguientes también se prevén un activo calendario de manifestaciones en otros puntos del país.Sensación de injusticia y violencia policialLa fuerte contestación social que está teniendo en España la condena de Pablo Hasél –los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona y a las instituciones del Estado, por el contenido de varios tuits y algunas de sus canciones– está motivada por el convencimiento de que vulnera el derecho a la libertad de expresión. 

Además, la intensa represión policial ejercida contra las últimas manifestaciones ha hecho circular por las redes sociales abundantes escenas de violencia aparentemente injustificada, elevando el descontento de los manifestantes, contribuyendo a incrementar la tensión en este conflicto social. En medio de este contexto, este mismo jueves se ha confirmado una nueva sentencia contra Pablo Hasél, que le castiga con dos años y medio de prisión por amenazar a un testigo en el juicio contra unos guardias urbanos y le condena por los delitos de obstrucción a la justicia y amenazas. Esta nueva pena de cárcel, que aún puede recurrirse ante el Tribunal Supremo, se podría sumar a los nueve meses de privación de libertad que ya está cumpliendo.