Las maniobras tuvieron lugar frente a las costas de la provincia de Cantón.
El periódico Global Times publicó este martes un video que da cuenta de ejercicios de ataque realizados por la Armada china frente a las costas de la provincia de Cantón, en cuyo marco sus tropas tomaron una playa.En la grabación –de menos de un minuto– se puede observar cómo varias naves se acercan a la costa y trasladan allí al personal militar y su equipamiento. De acuerdo con el portal EurAsian Times, una de ellas es el Jinggang Shan (999), embarcación de transporte anfibio de clase Yuzhao.Watch: #PLA Navy recently conducted amphibious assault drills offshore of South China’s Guangdong Province, setting up multiple records including «fastest speed» and «longest combat range.» pic.twitter.com/m8bxtBn9D4— Global Times (@globaltimesnews) November 17, 2020La difusión del video se produce poco después que la Comisión Militar Central china (CMC) elaborara un plan para mejorar las capacidades para el combate conjunto entre los diversos componentes de las fuerzas armadas del país. El plan, que entró en vigor el 7 de noviembre, establece conceptos básicos, aclara las responsabilidades y aborda reglas y cuestiones fundamentales para la conducción de guerras futuras, señala Xinhua.Por su parte, Global Times informó, citando a analistas del ámbito militar, que el documento «está dirigido a la preparación para una guerra, dada la intensificación de la situación y el riesgo creciente de conflictos militares en algunas regiones», como el estrecho de Taiwán, el mar de la China Meridional y la frontera entre China y la India. De acuerdo con esas fuentes, la aplicación del plan llevará a un aumento del número de ejercicios conjuntos entre unidades de diverso tipo. Al mismo tiempo, algunos expertos consultados por el medio opinaron que el plan debe fortalecer la capacidad del Ejército chino para realizar ataques contra grandes islas e incluso para librar una batalla en Taiwán.

Las tensiones entre Taipéi y Pekín se han intensificado recientemente, después que el Departamento de Estado de EE.UU. aprobara la posible venta a Taiwán de sistemas de lanzamisiles, misiles y sistemas de inteligencia de imágenes en tiempo real, utilizados en los cazas F-16, por más de 1.800 millones de dólares, así como de 100 sistemas de defensa costera Harpoon por un valor de 2.370 millones de dólares, y drones armados MQ-9 Reaper con equipos relacionados.En ese contexto, Pekín amenazó con dar un «golpe devastador» a los que «tratan de dividir su territorio». «El tema de Taiwán afecta a la soberanía e integridad territorial de China, así como a los intereses más importantes del país», afirmó el portavoz del Ministerio de Defensa de China, Wu Qian, agregando que «ninguna injerencia externa es aceptable».Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!