Según el testimonio, los trabajos de cableado se realizaron a plena luz del día frente a personal penitenciario.
Un exjefe de departamento de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) reconoció hoy ante la justicia federal que en 2018 ese organismo instaló cámaras y micrófonos en distintos sectores del penal de Melchor Romero, y sugirió que la orden para la colocación de esos dispositivos la habría dado la entonces número dos de la central de espías, Silvia Majdalani.El exjefe del Departamento de Operaciones Técnicas de la AFI, que dependía de Contrainteligencia, Fernando Wahler, lo confirmó en su declaración indagatoria ante el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Auge, en la causa por supuesto espionaje ilegal que tramita en esa jurisdicción en la que está imputado por las supuestas maniobras de inteligencia realizadas sobre personas privadas de su libertad.»En el caso particular del penal de Melchor Romero, asistimos a dicho establecimiento penitenciario por el pedido realizado en forma verbal por Alan Ruiz, que revistaba en carácter de Jefe-Director directo que se nos había asignado en mayo de 2018, por el entonces Director de Contrainteligencia, Diego Dalmau», sostuvo Wahler en un escrito al que accedió Télam.»Me solicita el pedido de instalación de equipamiento de audio y video para el establecimiento carcelario en cuestión fundamentando esa petición en la existencia de un convenio entre ambos organismos (el servicio penitenciario bonaerense y la AFI) a los fines de brindar una colaboración. A su vez me manifestó que dicho pedido provenía directamente de la señora 8, con quien mantenía comunicación directa», manifestó el exagente al señalar que el pedido supuestamente provenía de Majdalani.A pesar de confirmar la colocación de cámaras, Wahler sostuvo que, si bien desconocía la finalidad de los requerimientos, «hubo indicios inequívocos de que las tareas realizadas se prestaban en el marco de un acuerdo institucional y en colaboración con el Servicio Penitenciario», por lo que negó haber cometido algún delito.»Quiero destacar que la camioneta Kangoo con la que asistimos fue estacionada dentro de la zona restringida del penal y por ende pasamos los controles pertinentes habiendo sido autorizados formalmente. Los trabajos se realizaron a plena luz del día frente a personal penitenciario que nos observaba en todo momento y tenían conocimiento de las tareas realizadas», detalló.Aunque aún no está claro cuál era el objetivo puntual del cableado, que debió ser retirado tras ser detectado por personal de ese penal, quienes tienen acceso al expediente lo vinculan a que allí estaban detenidos exbarrabravas de Independiente a quienes se quería vincular a los dirigentes Hugo y Pablo Moyano.Wahler fue imputado por los fiscales del caso, Santiago Eyherabide y Cecilia Incardona, quienes sostuvieron que «no deja lugar a dudas sobre el propósito de espiar ilegalmente personas privadas de libertad desde AFI lo sucedido con la cárcel Melchor Romero del SPB».»Se llegó incluso a enviar un equipo propio de AFI, con cámaras espías y servidores también de AFI, que efectivamente instalaron y estuvieron en funcionamiento y donde se hicieron las instalaciones en celdas, oficina de personal jerárquico e incluso la sala de abogados, además de otros espacios comunes», sostuvieron los fiscales en la imputación de la cual Télam informó oportunamente.Las instalaciones se realizaron entre el 8 y el 24 de agosto de 2018, en la Alcaidía Departamental Nro. 3 de La Plata, conocida como «Melchor Romero», dependiente del Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires.