El canciller Felipe Solá se reunió con el saliente embajador de Brasil en Buenos Aires Sérgio Danese, con quien coincidió en resaltar el «vínculo histórico y fraternal» entre ambas naciones y la necesidad de «proteger» la estratégica relación bilateral «más allá de los cambios de Gobiernos».

El canciller mantuvo un diálogo con el embajador de Brasil.
El encuentro se produjo, tras la la conversación que mantuvieron el lunes los presidentes Alberto Fernández y Jair Bolsonaro, en el marco de la celebración del Día de la Amistad Argentino-Brasileña.En la ocasión, el mandatario argentino bregó por superar «las diferencias del pasado y encarar el futuro con las herramientas que funcionen bien entre nosotros», de manera de «potenciar todos los puntos de acuerdo».En la reunión, desarrollada durante una hora en el Palacio San Martín, Solá y Danese abordaron los temas centrales de la relación estratégica bilateral, y los desafíos que tiene por delante el Mercosur, informó la Cancillería en un comunicado.En línea con lo conversado entre Fernández y Bolsonaro, los funcionarios coincidieron en que «el vínculo histórico y fraternal entre ambas naciones precisa de continuidad y estabilidad, más allá de los cambios de gobiernos y constituye un activo político que debe protegerse, poniéndolo al resguardo de eventuales diferencias circunstanciales».Por otra parte, concordaron en que la estabilidad política y el desarrollo económico de América del Sur «dependen, en gran parte, del sólido anclaje estratégico» de la relación entre Argentina y Brasil, precisa el comunicado.Sérgio Danese, quien está culminando sus funciones como embajador en Buenos Aires luego de cuatro años, será reemplazado por el diplomático brasileño Reinaldo José de Almeida Salgado.El ministro de Relaciones Exteriores, quien estuvo acompañado por el jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves, consideró indispensable avanzar en aquellos temas comerciales que «profundicen» el proceso de integración, y que el Mercosur «reforme y perfeccione sus herramientas para tener bases sustentables de manera de ganar dinamismo hacia el futuro».Brasil es el principal socio comercial de Argentina y la cooperación bilateral también se da en ámbitos como el de la salud pública, por lo que el país vecino permitió de manera excepcional la exportación de Midazolam, un insumo crítico para el tratamiento de pacientes con coronavirus Covid-19 en estado grave.