Rusia está abierta a mantener conversaciones con todos los países sobre seguridad estratégica, subrayó el presidente ruso.
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, advirtió este sábado que los riesgos y las amenazas en el campo político-militar en el este de Asia han aumentado tras la retirada de EE.UU. del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés), firmado por Washington y Moscú en 1987.»Los riesgos y las amenazas han aumentado significativamente desde la suspensión del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto por iniciativa de EE.UU.», aseveró Putin en su discurso en la Cumbre de Asia Oriental.

El mandatario hizo hincapié en que Rusia aboga constantemente por la creación de un ambiente de cooperación constructiva y el fortalecimiento de la estabilidad en la región del Asia-Pacífico, incluso en el ámbito político-militar.En su esfuerzo por «estabilizar la situación y prevenir una nueva ronda de la carrera armamentista», Moscú declaró unilateralmente «una moratoria sobre el despliegue de misiles de alcance intermedio y corto en la región del Asia-Pacífico y otras regiones del mundo», siempre y cuando «nuestros socios estadounidenses se abstengan de este tipo de medidas», recordó Putin.El presidente ruso también aseguró que su país está abierto a mantener «una discusión seria» sobre seguridad estratégica con todos los países interesados.El Tratado INF fue firmado en 1987 entre la URSS y EE.UU. con el objetivo de eliminar en Europa los misiles balísticos y de crucero con base en tierra que tuvieran un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros, tanto nucleares como convencionalesWashington abandonó el pacto en febrero alegando que Rusia había estado desarrollando en secreto misiles de alcance intermedio; en particular, unos proyectiles que, supuestamente, pueden ser disparados desde los sistemas de lanzamiento táctico-operacional Iskander-M, desplegados a lo largo de la frontera occidental rusa.Moscú niega esas acusaciones, asegura haber cumplido con su parte del acuerdo, y acusa a Washington de haber incumplido el tratado al instalar en Europa lanzadores antimisiles Aegis Ashore, que pueden emplearse para disparar misiles de crucero y efectuar otros lanzamientos balísticos prohibidos en el INF.Putin ratificó la suspensión de la participación de Rusia en el tratado a principios de julio de 2020.Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!