«El Presidente me encomendó profundizar las relaciones políticas, económicas, culturales y comerciales entre Rusia y la Argentina»
El recientemente designado embajador argentino ante la Federación Rusa, Eduardo Zuain, sostuvo que la vacuna Sputnik V «demostró que la apuesta estratégica de la Argentina por Rusia era y es correcta», y dijo que la relación entre los presidentes Alberto Fernández y Vladimir Putin «es excelente», y que mantuvieron una «muy buena» conversación esta semana.Designado en la embajada argentina en Italia entre 1999 y 2006, Zuain se desempeñó como vicecanciller junto a Héctor Timerman entre 2011 y 2015, y entre 2016 y 2017 fue embajador en Paraguay. Su designación como nuevo embajador en Moscú fue publicada esta semana en el Boletín Oficial.En diálogo con Télam, dijo que las vacunas rusas «van a seguir llegando», contó cuáles serán sus tareas en ese país luego de entrevistarse esta semana con el presidente Fernández y confirmó el interés de Moscú en temas como el litio, el ferrocarril y el yacimiento de Vaca Muerta.- Télam: ¿Cuál es hoy la situación de las vacunas y cómo seguirá su envío?
– Zuain: Hay una carrera de todos los países del mundo por conseguir la mayor cantidad de dosis en el menor tiempo posible. En ese marco, la Argentina forma parte de un club privilegiado de países que han logrado empezar a vacunar a su población, gracias no solamente a que el Gobierno llegó a un acuerdo con el instituto Gamaleya sino a que también golpeó la puerta de todos los laboratorios del mundo. En cuanto a la provisión de vacunas sé que el último diálogo del Presidente con Putin fue muy provechoso en ese sentido. Las vacunas Sputnik van a seguir llegando, la datos de cantidad y fecha no los tengo yo.- T: ¿Argentina aspira a fabricar la vacuna?
– Z: Esa frase la dije como una aspiración personal, un objetivo que me gustaría plantearme como embajador, es que un día la Argentina pueda convertirse en un centro productor de vacunas, pero lo digo en general, no por la Sputnik V. Una de las enseñanzas que nos está dejando la pandemia es que los países tienen que definir sectores estratégicos vinculados a su supervivencia. Pero hoy lo prioritario es la provisión de vacunas, lo otro podrá ser un objetivo a largo plazo.- T: ¿Cómo evalúa hoy el vínculo entre Putin y Fernández?
– Z: El vínculo es excelente, tanto es así que la última conversación había sido en noviembre pasado, y en tres meses volvieron a hablar. Son gestos infrecuentes en las relaciones internacionales, donde las agendas están cargadísimas. Pero el vínculo con Rusia es una construcción que viene de años, la relación entre dos países no se hacen de un mes para otro. Este vínculo, identificando a Rusia como un centro de poder estratégico en el mundo, empezó en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, tanto es así que en 2015 subió al nivel de asociación estratégica integral, un acuerdo marco abarcativo de prácticamente todos los aspectos que puede tener la relación. Es el antecedente por el cual cuando surgió la pandemia y empezó a desarrollarse la vacuna, el presidente Putin nos eligió, no fue un acto espontáneo. Venimos trabajando desde el último gobierno de Cristina Kirchner, lamentablemente el gobierno de Macri de alguna manera planchó ese vínculo, no le dio la jerarquía debida, pero quedó esa construcción, y por eso tuvimos esta posibilidad. Hoy el éxito de la vacuna demostró que la apuesta estratégica de la Argentina por Rusia era y es correcta.- T: ¿Puede contar detalles del diálogo de Putin y Fernández?
– Z: La charla fue muy buena porque hablaron de todos los temas: de la negociación con el FMI, de mi llegada a Moscú, de la provisión de vacunas, peinaron todos los temas más importantes de la agenda bilateral.
Fernández y Putin mantuvieron una «muy buena» conversación esta semana.
– T: El canciller Felipe Solá contó que hay interés ruso en temas como litio, ferrocarriles y Vaca Muerta. ¿Usted va a trabajar en eso?
– Z: Claro, creemos que la Argentina para desarrollarse necesita inversiones, dentro del marco regulatorio que proponemos. Los rusos habían mostrado mucho interés en un tren que uniría Vaca Muerta con Bahía Blanca, porque sería el camino para la exportación. Pero esos son los títulos, los gobiernos deben trabajar la letra chica. Mi función va a ser buscar en Rusia las personas concretas que tienen que sentarse en la mesa con el Gobierno argentino. En el caso del litio es una gran posibilidad de desarrollo para el NOA, tiene que ver también con qué queremos lograr con este recurso natural, un objetivo sería poder industrializarlo porque eso multiplicaría las fuentes de trabajo en la región.- T: Acaba de reunirse con el Presidente ¿Qué misión le dio como embajador?
– Z: Fue un diálogo muy ameno. El Presidente me encomendó profundizar las relaciones políticas, económicas, culturales y comerciales entre Rusia y la Argentina. Ayudar a que aumenten las exportaciones, colocar más productos argentinos en un mercado tan importante como el ruso. Que explore todas las posibilidades de inversiones rusas en la Argentina y por supuesto ocuparme también y estar atento al tema de la provisión de vacunas por la pandemia. También buscar todas las posibilidades de transferencia tecnológica, de cooperación científico-tecnológica con Rusia.