La Liga Argentina comienza y también el pedido de las jugadoras de profesionalización e igualdad (foto archivo)

La Liga Argentina comienza y también el pedido de las jugadoras de profesionalización e igualdad (foto archivo)

La Liga Argentina femenina de vóleibol arrancará este sábado en las canchas de Boca y Vélez, con la participación de 16 equipos en dos burbujas, un movimiento de jugadoras organizadas para luchar por sus derechos y en busca de la profesionalización, el apoyo de la Secretaría de Deportes de la Nación que encabeza Inés Arrondo y la transmisión de TV asegurada por el canal público de deportes.

La última edición del torneo se canceló por la pandemia de coronavirus. «Queremos que sea una liga competitiva, que se haga en buenas condiciones y se cuide a las jugadoras, estar cada vez más cerca del ideal que es la profesionalización. Estuvimos mucho tiempo paradas. Si el vóley fuera profesional eso no habría pasado. Pero igual es bueno que se juegue», consideró Mariángeles Cossar, jugadora de Las Panteras y de Boca, campeón de las últimas dos Ligas (2018 y 2019) y firme candidato al tri.

Antonela Curatola, de Vélez, contó a Télam que «estamos muy ansiosas de poder lograr una mayor visibilidad para nuestro deporte y remarcar que las mejorías para esta Liga y las futuras son producto de un trabajo en equipo, de nuestro Colectivo».

«La red une», es el lema del Colectivo Doble Cambio, agrupación de jugadoras, entrenadoras, dirigentas y comunicadoras que reclama por mejores condiciones para las mujeres en este deporte hace un año. «Es muy importante estar juntas más allá de la camiseta», afirmó Cheli Allende, armadora de San Lorenzo.

«La pandemia nos dio más tiempo para organizarnos y muchas de las cosas que conseguimos para esta Liga fueron gracias al movimiento de mujeres», opinó Martina Alexander, de La Rioja, uno de los siete equipos debutantes.

«La idea es retomar la actividad de la forma más profesional posible y que se vea que hay mujeres en todo el país entrenando, estudiando, laburando y algunas maternando al mismo tiempo, que trabajan por la profesionalización del vóley femenino», agregó Paula Gulman (Mupol).

El movimiento de jugadoras también se expresó en campañas a favor del aborto legal, y de aplicación de los protocolos de acción contra la violencia en los clubes y en casos como el de Martín Castro, técnico despedido de River en agosto de 2020, procesado por presunto «abuso sexual agravado» tras la denuncia de dos jugadoras menores de edad que dirigió en Vélez en 2014. «No van a contar más con la comodidad de nuestro silencio», coincidieron.

Inés Arrondo, la secretaria de Deportes, fue clara en la presentación del torneo: «Estamos trabajando desde todas las áreas por la inclusión de la mujer. Todavía vivimos en una sociedad que las condiciona. Una de las principales violencias con la que convivimos las mujeres es el hecho de ser invisibilizadas. Que se trasmitan los partidos por televisión va a inspirar a miles de pibas que también van a querer estar adentro de una cancha».

El canal DeporTV, por sus diferentes plataformas, se encargará de transmitir la Liga femenina que se iniciará este sábado con dos partidos en Boca (Paraná Rowing-Mupol y Boca-La Rioja) y dos en Vélez (River-Ferro y Náutico-Vélez), por la zona 1, en formato de burbuja sanitaria. La zona 2 se desarrollará en La Plata a partir del 17 de febrero.

«Queremos que cada vez haya más compromiso por parte de todos. No tenemos que naturalizar las fallas. A partir de ahí se empieza para cambiar nuestra realidad», dijo María José Prunetti, de Atenas de Córdoba. «Necesitamos que la Liga sea cada vez un mejor producto. Sabemos que no todos los clubes son iguales ni las jugadoras estamos en las mismas condiciones, pero ojalá podamos dar un salto de calidad pronto», añadió Luli Bergé, de Gimnasia La Plata.

Bárbara Stanford, de Banco Provincia, aseguró que «con el Colectivo logramos avances en cuanto a la necesidad de sumar médicos, kinesiólogos, nutricionistas, firmar contratos y demás. La idea es poder seguir avanzando en estas áreas y que la mayoría de los clubes puedan tener las mejores condiciones para lograr un mayor rendimiento deportivo y un mayor reconocimiento a lo que hacemos. Ahora nos escuchan más».

«El mayor apoyo es entre jugadoras. Nos respaldamos más que nunca y se siente esa energía entre todos los equipos, creo que en torneos anteriores no fue tan así. La comunicación entre nosotras, las protagonistas, mejoró muchísimo y estamos más unidas que nunca. En el Colectivo hay delegadas de cada club y es un punto en común donde nos encontramos y ayudamos para mejorar aspectos del deporte a fututo», expresó Juli Bélico, de Ferro.

Daniela Gildenberger, capitana de River, concluyó que «a veces, lo que hacemos se interpreta como una crítica pero es mostrar lo que ocurre realmente, siempre con un espíritu constructivo y no destructivo. Mientras siga habiendo desigualdad en nuestro deporte, o problemáticas de género que afecten directa o indirectamente nuestra vida, seguiremos tejiendo redes, para nosotras y para las generaciones que vengan».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.