Silvio Romero se acercó a la casa de gobierno junto con su compañero Pedro Pablo Hernández, en nombre del plantel.

Silvio Romero se acercó a la casa de gobierno junto con su compañero Pedro Pablo Hernández, en nombre del plantel.

El delantero y capitán de Independiente, Silvio Romero, indicó este jueves que fue «muy duro jugar» para el plantel contra Fénix de Uruguay, por los octavos de la Copa Sudamericana, el miércoles pasado tras conocer la noticia de la muerte de Diego Maradona.

«Tengo mucha tristeza y dolor. Se fue el más grande de todos. Hablé con Claudia, le expresé mis sentido pésame. Ayer nos tocó jugar y fue un momento muy duro para nosotros», comentó Romero a la salida del velatorio en la Casa Rosada.

«Fue lo más grande. Lo va a seguir siendo. Es mi máximo ídolo y lo seguirá siendo el resto de mi vida», reiteró en el contacto con los medios.

El atacante cordobés se acercó a la casa de gobierno junto con su compañero Pedro Pablo Hernández en nombre de Independiente y resaltó que es «el dolor de todo el pueblo argentino».

«Todo el cuerpo técnico y el plantel le mandaron fuerzas a su familia y las condolencias. Le quisimos rendir un humilde homenaje en la cancha», cerró Romero en referencia a la victoria aplastante en Montevideo sobre Fénix por 4-1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *