El anuncio se produce horas después de la petición del Departamento de Justicia estadounidense.
La jueza Carol Amon, de la Corte del Distrito Este de Nueva York, desestimó este miércoles los cuatro cargos por narcotráfico y lavado de dinero contra el exsecretario de la Defensa de México, Salvador Cienfuegos, luego de que el Departamento de Justicia estadounidense solicitara retirar las acusaciones a petición del Gobierno de México. Durante la audiencia celebrada este miércoles, la magistrada oficializó el trámite, con el que Cienfuegos será puesto en libertad y deportado al país latinoamericano, donde las autoridades mexicanas continuarán con la investigación.Amon aclaró que la decisión de retirar los cargos provino de la administración estadounidense y consideró que no hay razón para dudar del acuerdo con el Gobierno e México. Cronología de una polémica detenciónEl exsecretario de la Defensa Nacional durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) fue detenido en el aeropuerto de Los Ángeles, California, el pasado 15 de octubre, acusado de conspirar para traficar drogas a EE.UU. junto con la organización criminal H2, una célula del cártel de los Beltrán Leyva.

Sin embargo, la detención de Cienfuegos derivó en una crisis diplomática, luego de que el Ejecutivo de López Obrador expresase su molestia debido a que las autoridades estadounidenses no habían compartido con sus contrapartes mexicanas los avances de la investigación y la orden de aprehensión contra el exsecretario de la Defensa.Tras las elecciones presidenciales estadounidenses, el canciller de México, Marcelo Ebrard, entabló una reunión con el fiscal estadounidense, William Barr, a quien pidió retirar los cargos contra Cienfuegos para que el general fuera trasladado y enjuiciado en territorio mexicano. El acuerdo alcanzado entre ambos gobiernos fue calificado por el Departamento de Justicia estadounidense y la Fiscalía mexicana como un ejemplo de cooperación y «soberanía» entre las instituciones de ambas naciones.De momento, la Fiscalía mexicana abrió una investigación en contra de Cienfuegos, pero no hay cargos o imputaciones en su contra, por lo que, al ser liberado en EE.UU., regresará a su país como ciudadano libre.